Rebajas de Verano | 25% dto. en toda la shop

965 08 80 22

Movilidad sostenible

5 tips para viajar este verano de forma sostenible

escrito por @Carmen Tolsá

Sí, se puede ser sostenible también cuando viajamos. Te damos 5 tips para que entre todos ayudemos a paliar las consecuencias medioambientales y culturales que tiene el turismo sobre el entorno en el que se desarrolla, y podamos tomarnos nuestras tan merecidas vacaciones sabiendo que, por lo menos, no estamos dejando nuestra huella por allá donde pasamos. No se a ti, pero a nosotros eso nos reconforta, y mucho.

1. Reduce la huella de carbono en tus desplazamientos

Siempre que puedas, elige viajar en tren antes que en avión, reducirás, y mucho, tu huella de carbono. No sé si has oído hablar del llamado “viaje lento”, que significa viajar yendo a menos lugares y pasando más tiempo en ellos. Porque lo que se disfruta lento, se disfruta dos veces. Sí, somos amantes del “slow life” en general.

Etiqueta DGT emisiones 0

Pero si no te queda otra que viajar en avión, te recomendamos elegir compañías que estén comprometidas a devolverle al planeta lo que es suyo. Compañías que, aunque no dejan de producir una contaminación real por el uso de carburantes, por lo menos invierten en proyectos sostenibles para compensar esa huella que generan. Más vale eso, que quedarse sin hacer nada, ¿no?

Cada vez son más las empresas que están comprometidas con el medio de ambiente, comprometidas de verdad, no de boquita. Solo tienes que buscarlas. Como la nuestra, que nos esforzamos y mucho por ello; al fin y al cabo, es nuestra razón de ser.

En benga.es compensamos la huella de carbono del primer año de uso de los vehículos que vendemos en nuestra web. Lo vimos claro. Necesitábamos hacer algo de forma urgente y antes de que se produzca la tan esperada reconversión del sector de la automoción. Por ello, decidimos aliarnos con un proyecto en la Amazonía, el pulmón del planeta. Nos encargamos de medir la huella de carbono que generará tu vehículo durante el primer año, para así poder capturar de la atmósfera, a través de la conservación del territorio, la misma cantidad de CO2 que producida por el consumo del carburante durante ese año. Quizá no sea la mejor solución, pero es la más rápida y que cubre la urgencia que demanda el planeta de ser cuidado. Además, somos ambiciosos, y muy pronto ampliaremos este servicio para todos aquellos que quieran conducir sabiendo que por lo menos la huella de CO2 que dejan, se ve compensada. Como decimos nosotros, siempre que puedas, deja huella pero de la buena.

2. Que no se note que has pasado. Impacto en el entorno cero.

Como seres humanos, hay veces que tenemos la imperiosa necesidad de dejar nuestra huella, nuestra firma por allá por donde pasamos. Pero seamos sinceros, ya somos demasiados en este planeta como para ir dejando marquitas a lo pintura rupestre como en la prehistoria. Se supone que hemos avanzado. O eso nos gusta pensar…

No somos conscientes de que pequeños gestos, multiplicados por cada uno de los que somos en el planeta, puede generar un efecto mariposa muy pero que muy destructivo. Os enumeramos algunos ejemplos:

 

  • Colgar candados de los puentes: parece uno de los gestos más románticos cuando viajas a Paris, o pasas por un puente en el que ya hay algunas decenas colgados. Pero con el tiempo, la gran cantidad de candaditos colgados pueden dañar la estructura de la infraestructura. Ya se ha prohibido hacer en algunos de ellos. No esperes a que tengan que prohibirte algo para actuar con cabeza.
  • O, apilar piedras en forma de pirámide. Muy zen, muy yogui y todo lo que tú quieras, pero, aunque no lo parezca, afecta a la flora y fauna de la zona. Deja a las piedras en su estado natural… muchos bichejos te lo agradecerán. Seguro que es algo en lo que no habías pensado. Pero piénsalo ahora. ¿no es una verdadera tontería?
  • Coger tellinas, almejas u otros crustáceos o mariscos del mar. ¡Stop! Esto ya no solo afecta a las propias especies, ya que la gente normal no sabemos diferenciar si es el momento, el lugar o el tamaño oportuno, sino porque afecta directamente a la economía de las familias locales que se dedican a ello.

3. Apoya a la economía local.

Ponte en situación. Estás de vacaciones, fuera de tu casa, y tienes un hambre del copón. A lo lejos ves una M que te resulta muy familiar, y sabes que vas a poder satisfacer tu necesidad más primitiva con una suculenta hambuerguesa que conoces y sabes que te encanta. Puedes hacerlo, pero ¿y si eliges algo más auténtico? una bar con toldo de los viejos y servilletas y palillos por el suelo, probablemente comerás pescadito del bueno, quizá recién “pescaito” o directo de la lonja. No solo estarás contribuyendo a cuidarte, si no a que la gente del lugar el turismo le sirva para sacar adelante sus negocios y a sus familias.

Etiqueta DGT emisiones 0

Deja de entrar en la tienda de la vaca que todo lo tiene y tirado de precio, y encuentra esa tiendecita regentada por lugareños. Será mucho más auténtica tu experiencia y tu souvenir tendrá mucho más valor.

4. Dónde fueres, haz lo que vieres.

Si en el Sahara se visten con túnicas largas de algodón y holgadas, y se cubren la cabeza con turbantes, será por algo. Será porque es la mejor manera de combatir el calor, aunque pensemos que cuanta menos ropa menos calor.

Etiqueta DGT emisiones 0

Ya no solo es una cuestión de respetar las costumbre, que también, si no porque la gente del lugar es la que ha sabido adaptarse y vivir de la mejor forma en esos sitios tan adversos.

Lo mismo pasa con las costumbres gastronómicas y la estación del año. Si en verano en España es temporada de sandía y melocotones, será porque la naturaleza es muy sabia, así como los agricultores de la zona. Debe ser porque es lo que el cuerpo precisa en esa temporada del año.

5. Evita el turismo de masas.

Lo sufren los venecianos, lo sufren los que viven en muchos barrios de Barcelona, en las zonas de playa, y en numerosas partes del mundo subdesarrollado. Cuando un lugar se pone de moda, allá que vamos todos. Además, desde que existe Instagram y las redes sociales, parece que ya no queda un lugar tranquilo y paradisíaco donde pasar unas vacaciones tranquilo. No hay nada más inteligente que mantener tus lugares preferidos en secreto. Se conservarán por más tiempo.

Etiqueta DGT emisiones 0

Esperamos que estos tips te ayuden a disfrutar de una forma más consciente y sostenible de tus vacaciones. Y además sepas cuidar y conservar tu patrimonio, tu tierra y sus gentes. Aquí os los resumimos:

Más artículos:

Para que no te
pierdas nada

Newsletter

Si apuestas por el cambio, suscríbete y estarás al día de los últimos consejos para moverte de forma sostenible.